Cuando la publicidad no se debe explicar a sí misma

Este tipo de publicidad me encanta, no que sean mujeres semidesnudas jaja sino esos anuncios que inmediatamente después de verlos uno se dice: «Que buen anuncio» o que le arranquen una sonrisa. Este anuncio de Renault es de una campaña colombiana donde hacen un excelente uso del símil para anunciar una feria de carros usados utilizando a esta modelo cuarentona que está «usada pero en perfecto estado». Aunque a muchos los escandalice el anuncio la verdad está bastante «clever».

Enlace | Menéame

3 opiniones en “Cuando la publicidad no se debe explicar a sí misma”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *