Simplemente por ti

Gracias por existir, porque serás una razón más para inspirar en mi, el ser una mejor persona; porque llenarás de colores mi horizonte, de sabores mis experiencias.

Gracias porque me permitirás ser parte de ti y tu parte de mi. Gracias porque me amarás a persar de mis fallas y defectos. Porque provocarás que mi corazón se derrita al roce de tus labios, dejándome llevar por ese sueño.

Gracias porque me regalarás esa sonrisa que tanto amaré, que tan fácilmente será detonada por el contacto de mi mirada en lo más profundo de tus ojos. Gracias porque me sabrás apoyar, escuchar, regañar y guiar. No dudes que lo haré también con toda la sabiduría que me permita Dios tener.

Y sobre todo gracias porque aunque aún no te conozco, y no tengo idea de cómo luce tu rostro, el hecho que tengo la oportunidad de encontrarme contigo en algún momento de mi vida, en algún lugar del mundo, eres una razón más para despertarme con optimismo cada día de mi vida.

Es una razón más para ser feliz cada 14 de febrero aún sin tenerte a mi lado… Simplemente esperando por ti.

2 opiniones en “Simplemente por ti”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *