El kilo pesa menos

Estaba leyendo El Mundo donde mencionan que lo que conocemos como kilo ha ido perdiendo masa conforme pasan los años. Como ustedes bien saben el Sistema Internacional cuenta con siete unidades básicas: metro, kilogramo, segundo, amperio, kelvin, mol y candela. Cada uno es muy importante y lo usamos a diario para muchas de nuestras actividades.

¿Cómo es posible que un kilo pierda masa? Bueno, es sencillo. Existe un objeto que se utiliza como referencia a la hora de calcular lo que es un kilo. Para esto se fabricó una pieza de platino iridio en 1879 en Londres y que está guardada en la Oficina Internacional de Pesos y Medidas, en París. Lo que sucede es que con el paso del tiempo, esta pieza ha cambiado su masa 50 microgramos. En mi caso, esto es realmente insignificante, porque sólo afectaría si voy a la balanza a pesarme y, a menos que pese un millón de kilos, no voy a sentir la diferencia. Sin embargo, el hecho de que no exista una pieza (o en su defecto, un cálculo exacto) que sirva para medir el kilogramo hace que los científicos busquen nuevos métodos para encontrar la medida exacta. Todavía la están buscando, y parece que van encaminados a encontrarla en la constante de Planck. Pero no hay nada definido.

Y este fue el dato irrelevante de la semana…

PD: este tema era la excusa perfecta para poner la imagen de la muchacha.

Una historia de amor cibernética

Hace unas semanas, como si fuera una película (fijo ahorita compran los derechos de la historia). Un diseñador web de Nueva York, se enamoró de una muchacha que vio en el subway, y tomó la decisión de hacer lo que fuera por verla de nuevo.

Es así como Patrick Moberg, se montó una página web llamada NYGirlOfMyDreams.com, algo así como «la mujer de Nueva York de mis sueños». El toque le funcionó porque después de unas horas de estar la página en línea, un amigo de la muchacha la reconoció y los puso en contacto. Demasiado chiva toda la historia al mejor estilo de Bad Day de Daniel Powter, se le cumplió el sueño a Patrick y logró encontrarse de nuevo con Camille Hayton, una australiana de 22 años que vive en NY.

Algo bastante gracioso es que fue por casualidad que se conocieron, porque el pasado Halloween, el apartamento de Camile se incendió y se vió forzada a mudarse a otra parte de la ciudad y sólo podía llegar en metro, en el mismo en el que Patrick se enamoró de ella jeje.

Para que vean que no hay imposibles y que los geeks tenemos nuestras mañas para dar con el amor de nuestras vidas jojo. Aaaawwww que romántico… Por cierto… ¡¡¡TE AMO CYN!!! Jaja.

Moberg