Educación, religión, sexualidad y responsabilidad

Hace unos días, se viene hablando del programa o guías sexuales que está lanzando en plan piloto el MEP (Ministerio de Educación Pública) sobre sexualidad y afectividad.

Se abre un debate entre algunos grupos religiosos y el mismo Ministerio en donde se pone en duda el contenido de dichos programas. En concreto, la Alianza Evangélica, ha enviado más de 3000 recursos de amparo contra el programa ya que creen que no debe ser llevado a cabo pues deja de lado la parte religiosa donde el tener relaciones sexuales antes del matrimonio es pecado.

En Costa Rica, tenemos la mala costumbre de criticar, satanizar y traernos abajo cuanta cosa nueva salga, pero pocas veces se habla de una solución al problema. Al parecer la Alianza dice que este tipo de educación sexual y afectiva debe ser dada en casa por los padres, en donde se controle el contenido de la misma. Sin embargo, todos sabemos que esto no sucede. Yo en lo personal me crié en un hogar evangélico, donde todo tema similar era considerado tabú, al día de hoy, creo que no ha cambiado.

Me parece que lo más natural, sencillo y manejable es que esta educación, venga de las instituciones y docentes que ya de por sí, día a día están trabajando con los adolescentes.

20120719-232148.jpg

Ahora, entiendo perfectamente que haya un miedo por el contenido de dicho programa, pero ahí es donde entra la sabiduría de los padres y de las mismas iglesias. ¿Por qué no leer, estudiar estos planes con sus hijos y poder  comentarlos, charlar, incorporar creencias, etc?

El tema de la sexualidad debe tratarse en los colegios desde el enfoque biológico, me parece estupendo que ahora quieran incorporar la parte psicológica, afectiva y por ende emocional, que había sido suprimida hasta el momento. Ahora, la parte religiosa, debe ser una responsabilidad de los padres y de las iglesias.

Es muy ingenuo pensar que si el programa del MEP no existiera, los muchachos no van a estar en contacto y participación de anuncios, películas, posters, facebook, google, en fin, medios de comunicación que los bombardean con temas de sexo desde tempranas edades. ¿Planean enviar 3000 recursos de amparo a las agencias de publicidad del mundo, televisoras, productoras, etc? No es lógico, no es inteligente, no es racional y crea una pésima imagen, donde los evangélicos somos vistos como personas primitivas al estilo inquisición española.

La educación es lo primero, y la más importante es la que se da en casa. De esa formación, depende en cómo van a reaccionar y actuar los muchachos una vez expuestos a estos temas en la vida real. Y el uso de programas como estos, donde los docentes son capacitados para darlos y tener charlas con los muchachos son de enorme ayuda para que ellos se sientan aceptados, entendidos y tengan herramientas a mano para lidiar con las situaciones del mundo real.

En resumen, siendo evangélico, firmemente creo que las ideologías, creencias, reglas morales, religiones; son responsabilidad de los padres y no deben ser parte de un programa de educación pública. La parte emocional y afectiva también ES RESPONSABILIDAD DE LOS PADRES, lamentablemente somos millones que nuestros padres nunca tomaron esa responsabilidad y si el MEP quiere tomar de su tiempo y recursos para hacer mejores ciudadanos, seamos AGRADECIDOS.

 

Jotabequ… ¿Que pasó con la Seriedad?

CofreEso mismo se preguntaba hoy mucha gente que miró el circo (como dijo Cristian en su blog) que se hizo ayer. Hoy hablaba con un compa y me decía: “¿Cómo?, ¿Jotabequ?, Mae no te lo puedo creer… ¿Cómo puede ser?, yo les tenía tanto respeto…”

Ayer el Museo Nacional, recibió una llamada solicitando que se revisara un cofre que apareció en los alrededores de la rotonda de La bandera. Lo que provocó un despliegue mediático, custodia de policías y presas durante horas en el sector.

Hoy fue confirmado por La Nación, que es parte de una campaña de publicidad que está manejando la empresa Jotabequ. GOOD IDEA, LAME EXECUTION, Les salió el tiro por la culata. ¿Que hubiera sucedido si los policías fueran necesitados en otra área por emergencia?, ¿El tiempo de los trabajadores del Museo no vale nada?, ¿El tiempo de la gente inmersa en las presas es despreciable?

¡Qué increíble la despreocupación e irresponsabilidad con la que se manejó el asunto! Creyeron que no tendría consecuencias… Como una broma que hacen chiquitos de escuela. Creo que una empresa que no preocupa por esa primera impresión e imagen que puede ser asociada con su producto, no tiene seriedad.

Yo personalmente no consumiré NINGÚN producto que salga de tal campaña publicitaria, así como decidí no consumir nada que venga de Papa John’s, hasta que no cambien su publicidad SOEZ, vulgar y mediocre. Me insulta que crean que soy parte de su público meta…

Alejandro Fernández hablaba en twitter de la responsabilidad social que debe tener el reportero, y este es un perfecto ejemplo del por qué todo debe hacerse con responsabilidad.

INCREÍBLE… MI HUMILDE OPINIÓN…

Lo que dicen otros websites: