¿Por qué proteger a los delincuentes?

Hace unos días salió en La Nación un reportaje que la verdad me dió alegría, un pequeño cambio de los muchos que son necesarios en este país. Resulta que ahora según la sala IV es permitido colocar imágenes de delincuentes menores de edad en medios de comunicación siempre y cuando les tapen alguna parte de la cara con una cinta negra para evitar reconocimiento total.

Me parece excelente, es más, deberían dejar que les tomen la cara por completo y poder publicar nombres y apellidos. Aquí lo importante es saber que el derecho público de reconocer personas peligrosas y dónde y cómo operan debe estar por encima de cualquier facilidad permitida a estos individuos para seguir cometiendo crímenes mientras gozan de impunidad.

Un aplauso a la Sala IV. E instarlos a que cada día sigan implementando soluciones para dificultarles las fechorías a esta gente que sólo daño hace y que por lo general no tienen ni la más mínima misericordia o respeto por la vida ajena.